¿Cómo calculo mis costos?

Siempre me han preguntado ¿Cómo calculas cuánto cobrarles a los clientes? ¿Cuánto debo cobrar por una cuenta en redes sociales? ¿Cómo sé mi costos? En cada curso que doy, esta es la Cálculo de costospregunta final, por eso hoy he decidido escribir acerca de ello.

Debo decir que no es una fórmula exacta, que todos podemos hacer las variaciones que sean necesarias, pero a nosotros en la Agencia nos funciona. Y lo “bueno” de la situación tan crítica en Venezuela, es que debemos hacer ajustes de precios mensuales, por lo cual hemos perfeccionado estas teorías una y otra y otra vez.

Les quiero plantear dos maneras de poder calcular sus precios, tanto para manejar sus redes sociales, como para cualquier persona que está independizándose y entra a este maravilloso y terrorífico mundo del emprendimiento.

Honorarios profesionales

La primera opción que les deseo plantear, realmente es robada de mi socio, novio, compañero de vida, Néstor Mendez, es Desarrollador Web y más de una vez ha dado esta conferencia donde explica ¿Cómo calcula sus costos? Comienza de la siguiente manera, lo primero que debemos preguntarnos es lo siguiente: Si estuviéramos en un trabajo normal… ¿Cuál sería nuestro salario? Esa es la primera pista. Con nuestra experiencia y profesión, cuál es el sueldo que aspiro.

Aquí es importante acotar, que debemos ser lo más realistas posibles, al menos al principio, que estamos dando nuestra marca a conocer. Además, generalmente el sueldo que nos pagan en una empresa, se le debe sumar el monto que generalmente nos abonan en prestaciones sociales, cesantías y demás derechos de Ley. Así que siempre realiza una buena investigación y analiza realmente cuál es el monto ideal.

Luego que tengas el monto base ¡A trabajar! En esta opción lo que te proponemos es que dividas este monto entre 30 días (la cantidad de días laborados en el mes) y luego ese monto lo dividas en 8 horas (la cantidad de horas trabajadas diarias), lo que dará tu costo por hora.

¡Hagamos un ejemplo!

Screen Shot 2017-11-18 at 10.28.56 AM

Imaginemos que tu saldo aspirar es de $1000 mensuales, si lo divides entre 30 te da $33.333 y si a su vez lo divides entre 8, te dará $4.16666, este es tu costo por hora.

Luego que ya tienes tu costo por hora, pregúntate ¿Cuántas horas invertiré en este cliente? ¿8 horas? ¿3 días? ¿4 semanas?, lo único que tienes que hace es multiplicar por el tiempo que consideres necesario. Lo bueno de este monto, es que puedes desglosarlo, para explicarle detalladamente a tu cliente en qué estarás invirtiendo.

Cálculo de costos

¡Segunda opción! Esta es la que por lo general utilizamos en nuestra agencia. Ya cuando el equipo crece y no trabajas sola, adquieres proveedores, programas y facturas que pagar, el método debe cambiar un poco.

En nuestro caso, lo primero que hacemos es un informe detallado de todos los gastos que tenemos. Desde la renta del celular, como el programa pagado en dólares, gastos administrativo etc. Incluye obviamente el salario de tu equipo y el tuyo (basándote en el monto aspiracional del que hablamos en la opción anterior).

Con esto vas a tener un costo mensual global ¿Por qué global? Porque obviamente no se lo vas a cobrar a un cliente sólo. Ya cuando tienes este modelo, es porque así como tienes diversos gastos, también tienes diversos ingresos.

Luego que tienes el monto global, lo que hacemos es dividir este monto entre la cantidad total de clientes que tienes. Y esto nos da nuestro “costo mínimo”, es decir, lo mínimo que le puedes cobrar a un cliente, pero ¿Y la ganancia?

Porque para este momento no has incluido la ganancia de la empresa, no la tuya, si no la de tu emprendimiento. Generalmente sobre el monto total, o el monto mensual, le debes agregar de un 20% a un 40% (dependiendo siempre del cliente), nosotros por ejemplo realizamos colocamos un 30%.

Con esto en mente, si vamos a tener nuestro costo base. Esto no significa que le vas a cobrar a todos los clientes lo mismo. Sabemos que hay clientes que requieren mayor inversión de tiempo y esfuerzo, pero lo que debes saber, es que no puedes bajar de ese precio al momento de negociar. Porque eso es lo mínimo que necesitas para cubrir tus gastos.

 

Hagamos el ejemplo con el siguiente cuadro (los números son referenciales):

 

Screen Shot 2017-11-17 at 4.17.10 PM

 

Como vemos, necesitamos mínimo este monto para poder cubrir nuestros gastos, pero además ¡Para brindarle un servicio de calidad a nuestros clientes! Que al final eso representa su satisfacción y un buen posicionamiento de nuestra marca.

 

Al final, todo esto es referencial, pero quisimos darles un acercamiento de la manera en que nosotros realizamos estos cálculos. Lo que nos parece más importante resaltar, es que nuestro trabajo vale. No significa que debemos cobrar caro, sino, que realmente brindemos un trabajo de calidad, que las personas valoren, para que realmente podamos cobrar lo que necesario para seguir posicionando nuestra marca. Al final recuerda, que no son clientes, si no aliados que nos permiten crecer juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *